La piel posee una barrera protectora natural que limita la pérdida de agua, previene la deshidratación e impide que una serie de bacterias nocivas penetren en el cuerpo. Este proceso mantiene la piel sana e hidratada, preservando su elasticidad y firmeza. No obstante, la piel sensible reacciona a menudo de un modo imprevisible y puede aparecer en cualquier lugar del cuerpo y en cualquier momento de la vida, desde la lactancia hasta la edad avanzada. Existen factores externos como el clima, y factores internos como el estrés, que pueden socavar este proceso, debilitando las defensas naturales de la piel y haciendo que ésta se perciba áspera y seca. En muchos casos, las soluciones efectivas giran más en torno a la prevención que a la cura. En consecuencia, el objetivo es controlar y minimizar sus causas y estímulos. 

Para restablecer la barrera protectora de la piel bastará con aplicar pequeños cambios en los hábitos del baño como reducir la temperatura del agua, no pasar demasiado tiempo bajo la ducha, utilizar jabones naturales y secarse a modo de suaves toques la piel. Hagamos un inciso para subrayar el uso de jabones naturales.

¿Por qué los jabones naturales son los más adecuados para pieles sensibles? 

  • Los jabones naturales conservan toda la glicerina natural dando lugar a una piel más y mejor hidratada.
  • Al no contener ningún tipo de químico adicional son mucho más suaves para la piel.
  • No irritan la piel por lo que son perfectos para las personas con dermatitis atópica, psoriasis, alergias, entre otros.
  • Están compuestos de aceites vegetales, hierbas o aceites esenciales que aportan más nutrientes al jabón y por tanto, a la piel.
  • No agreden ni lesionan
  • Dejan la piel mucho más suave, más sana, más limpia y más pura.

Los jabones naturales de Greenyway no están testados en animales y todos están elaborados con aceite de oliva y aceite de coco.

¿Qué propiedades excepcionales le confiere el aceite de oliva al jabón?

Los jabones de aceite de oliva contienen nutrientes e hidratantes necesarios para la piel y el cabello, capaces de reparar los efectos negativos causados por diferentes factores como la polución, la dieta, los medicamentos, la exposición a los rayos ultra violetas... El aceite de oliva aporta propiedades nutritivas a nuestros jabones, por lo que su uso frecuente beneficia la elasticidad de la piel. Son ricos en vitamina E, un antioxidante natural que previene la aparición de arrugas en la piel, evitando la descamación de las zonas más secas.

El aceite de oliva es nutritivo, suave, emoliente y, debido a su porcentaje de insaponificables (cercano al 2%), debemos añadir su carácter antioxidante, calmante de irritaciones y protector de las agresiones y del sol. Los jabones naturales elaborados con aceite de oliva están indicados para pieles sensibles; tanto en cuerpo como en rostro.

Propiedades beneficiosas:

  • Hidratación, penetración y regeneración de células. Son muy ricos en nutrientes, antioxidantes y vitaminas..
  • Las altas proporciones de vitaminas A, D y K y también la vitamina E protegen las células de la oxidación y se convierten en una solución específica y efectiva para tratamientos de desórdenes en la piel. 
  • Alivian el dolor de úlceras y heridas.
  • Beneficiosos para las personas que tienen daños por alergias, eczemas y psoriasis.
  • Remedio para heridas que  acaban de cicatrizar. Realizar un suave masaje con cualquiera de nuestros jabones sobre la piel devuelve a la misma una textura y elasticidad similar a antes de sufrir la lesión.
  • Calman las sensaciones de picor y escozor de la piel.
  • Los ácidos grasos del aceite de Oliva son un remedio natural para las durezas de los codos, para manos y cutículas.
  • El aceite de oliva contiene escualeno que es un hidratante natural.  El sebo es lo que hace que la piel sea grasa y el escualeno tiene la habilidad de regular esta secreción.

  • El hidroxitirosol, un antioxidante que se encuentra solo en el aceite de oliva, tiene efectos antiinflamatorios que ayudan a mejorar las abrasiones de la piel, los sarpullidos y hasta las quemaduras solares.

¿Qué propiedades excepcionales le confiere el aceite de coco al jabón?

El coco contiene ácido láurico, un ácido graso con propiedades antimicrobianas que degradan fácilmente los lípidos de las membranas de virus y bacterias.

Propiedades beneficiosas:

  • Limpiador profundo para piel grasa: Los Jabones hechos con aceite de coco tienen la particularidad de hacer una buena cantidad de espuma y tienen gran poder para disolver grasas y aceites. Las pieles grasas se ven sumamente beneficiadas porque aporta limpieza, barriendo en profundidad impurezas y la grasitud de la piel.

  • Remedio natural para el Acné: El acné se produce por la suma de impurezas, grasitud y bacterias en la piel. El jabón de coco tiene la propiedad de ser un excelente limpiador que barre con la oleosidad y a la vez es antimicrobiano. Es ideal para eliminar todo tipo de acné en espalda, rostro y pecho. El modo de usarlo es dejar actuar haciendo abundante espuma sobre la piel, en pocos días se notarás los resultados teniendo una piel más sana.

  • Exfoliante: Si combinamos la limpieza profunda que nos provee con fricción suave y masajes es ideal para exfoliación corporal. Lo más cómodo es utilizar una esponja natural o bien adicionar algo de azúcar a la espuma y masajear.

  • Combate hongos de la piel y pie de atleta: Los hongos en los pies son bastante comunes, estos microorganismos crecen en un medio húmedo… es por ello que proliferan durante el invierno o si llevamos calzado cerrado habitualmente. La acción antimicrobiana del jabón de coco combate con eficacia los problemas de hongos en la piel.

Citrus - Ideal para comenzar el día

        

El jabón natural Citrus de Greenyway fusiona los principios activos del Aceite de Oliva con Aceite de Coco, Aceite de Argán y Arcilla Amarilla. Aroma: Aceite esencial Pomelo, Naranja y Bergamota.

A las propiedades del aceite de oliva y el aceite de coco (arriba mencionadas) hay que sumar las del argán y la arcilla amarilla.

El Argán se utiliza para el cuidado de la cara y el cuerpo. Es un aceite único, cuya eficacia, avalada por siglos de tradición, está siendo en la actualidad corroborada por la investigación científica. Atenúa las estrías y las arrugas, aportando a la piel tersura y suavidad. Se recomienda su uso en quemaduras solares e irritaciones cutáneas; alivia la sensación de ardor, picor, quemazón y tirantez y contiene Vitamina E, que es un potente antioxidante natural.

La Arcilla Amarilla facilita la oxigenación natural de la piel, gracias a su contenido en minerales. Elimina toxinas y grasas acumuladas sobre la piel. Remineraliza y activa la reparación natural de tejidos, músculos y ligamentos.

Floral - Ideal para terminar el día en armonía

El jabón natural Floral de Greenyway  suma los principios activos del Aceite de Oliva con Aceite de Coco, Aceite de Almendras y Manteca de Karité. Aroma: Aceite esencial de Palmarosa, Ciprés y Rosas.

A las propiedades del aceite de oliva y el aceite de coco (arriba mencionadas) hay que sumar las del aceite de almendras y la manteca de karité.

El aceite de almendras es uno de los productos de belleza más utilizados en la actualidad, ideal para personas que tienen una piel áspera, seca o reseca. Ayuda a suavizar la piel, dándole más elasticidad sin llegar a cuartearla. Calma y suaviza la piel donde se encuentran las estrías después de un embarazo o después de adelgazar. Ablanda el tejido de la piel eliminando las durezas. Alivia la sequedad de la piel e incluso, puede llegar a difuminar las arrugas menos profundas.

La manteca de karité es útil para pieles muy delicadas, aportando una excelente cualidad hidratante tanto a la piel del rostro como a la del cuerpo. Destaca por su altísimo contenido en vitamina F, un componente vital de las membranas celulares. Por ello, también actúa como un maravilloso hidratante natural, evitando la deshidratación al minimizar que el agua salga de la piel conservándola. La manteca de karité ayuda a suavizar y reparar la piel, convirtiéndose en una opción natural excelente a la hora de reducir y tratar las grietas que aparecen sobre la piel y devolviendo la elasticidad a las pieles secas. La manteca de karité es muy útil a la hora de prevenir las estrías tanto en el embarazo como durante la lactancia. Por su alto contenido en nutrientes esenciales la manteca de karité ayuda a prevenir y a tratar el envejecimiento de la piel, especialmente cuando ese envejecimiento es prematuro, gracias a que estimula el metabolismo de las células cutáneas previniendo la aparición de arrugas.

Balance - La opción más natural y equilibrada

El jabón natural Balance de Greenyway mezcla los principios activos del Aceite de Oliva con Aceite de coco y Germen de Trigo. Aroma: Oleato de Mimosa, Oleato de Caléndula, Oleato de Vainilla

A las propiedades del aceite de oliva y el aceite de coco (arriba mencionadas) hay que sumar las del germen de trigo.

El germen de trigo es la parte del cereal que contiene más aceites, vitaminas, proteínas y minerales. Es muy rico en Vitaminas del Grupo B que ayudan a dar un mejor aspecto a la piel. Entre ellas destaca en cantidad la Piridoxina (Vitamina B6), imprescindible para una buena salud de la dermis, ya que su carencia produce trastornos como escamaciones, erupciones y sequedad. Su alto contenido en Vitamina E, con efecto antioxidante, hace que ayude también a prevenir el envejecimiento prematuro, mientras que el potasio contrarresta los efectos del sodio, equilibrando las entradas y salidas de agua en nuestro organismo, manteniendo así la piel más hidratada.